Llega el invierno y omitimos la pedicura. Nos olvidamos del cuidado de los pies y es un grandísimo error.

Los pies son una de las zonas que más debemos cuidar y mimar. Sin embargo, debido que no los mostramos durante el invierno, hemos decidido omitir su cuidado durante los mese de hibernación. Es más, debería ser uno de los tratamientos estéticos prioritarios por excelencia. Os contamos por qué.

Qué es la pedicura

Definición sencilla: Tratamiento cosmético superficial de las uñas de los pies.

En realidad, no trata exclusivamente de las uñas de los pies, sino el cuidado integral de los pies.
Es el tratamiento de las afecciones cutáneas córneas propias de los pies.​ El primer paso es evaluar las uñas y la piel. Al llevar a cabo la evaluación se debe mirar: la longitud y forma de la uña, el estado de la cutícula, el color de la piel y el estado de la circulación.

Conocer este Servicio en detalle

Función de este tratamiento

La función principal de una pedicura profesional es limpiar los pies en profundidad e hidratarlos.
Primero se cortan las uñas, se remueven las cutículas y se elimina el exceso de piel.

Beneficios: Un tratamiento de pedicura es la manera de mejorar el aspecto y salud de uñas y pies.

Peligros: Hacer una pedicura en casa, aunque sea sencilla y superficial, puede ser peligroso. Es difícil imitar en casa lo que hace un profesional, sus herramientas, y la posición.

Razones para tener una buena pedicura.

Un pedicura puede ayudar a prevenir las dolencias y alteraciones de las uñas. No se limita solo a las uñas.
Las células de la piel de la parte inferior de los pies, en general muertas, son limadas con una piedra rasposa llamada piedra pómez. Además, los cuidados de la pierna por debajo de la rodilla se han convertido en un tratamiento común. La cura de las piernas incluye la depilación ya sea a través del rasurado o de la depilación con cera seguida de una exfoliación granular, aplicación de cremas hidratantes y masajes.

Ventajas de hacerse una pedicura profesional

  • Prevención: Controlamos la aparición de uñas encarnadas ya que para ello es muy importante
    cortar y limar la uña por un profesional.
  • Cuidados. Revitalizamos la piel de la zona a tratar. Hidratamos y suavizamos a través de los aceites y cremas que utilizamos en el tratamiento.
  • Sensaciones. Proporciona una sensación de relax al acabar con un masaje que alivia el estrés.
  • Estética. Unos pies cuidados y saneados dan un aspecto de salud y bien estar que realza tu belleza.

Dónde realizan este tipo de tratamientos

Cuando debemos realizar una pedicura

Debe realizarse siempre que sea necesario, por motivos de higiene y salud. La revisión de la misma debe realizarse una vez al mes. Los beneficios de cuidarse los pies son numerosos.

Origen de la pedicura

Etimológicamente, la palabra viene del latín pedis, que significa “tobillo”, y de cura, que significa “atención“. También significa la cura de los pies y las uñas de los pies.

Atenciones especiales

Las personas con diabetes deben tener especial cuidado con sus pies. En ocasiones, la sensibilidad de sus pies es menor. Esto provoca que no percibe determinadas grietas, ampollas o daños en el pie. Esto acaba dando lugar a infecciones y problemas en tu pies.

En casa podemos mantener la hidratación con alguna crema extra de hidratación e incluso mezclando crema con aceite de almendras. Eso nos proporcionará un cuidado extra para esta zona hasta que volvamos a acudir a algún profesional de este servicio.

En Lunnails puedes disfrutar de diferentes tratamientos:

  • Completa con Esmaltado Normal. (45 minutos).
  • Completa con Esmaltado Permanente. (1 hora).
  • Express con Esmaltado Normal (30 minutos).
  • Express con Esmaltado Permanente (30 minutos).
  • Pedicura Jelly Spa (1 hora).

Pedicura Spa

Un tratamiento más intensivo que la pedicura tradicional.

Trabajamos toda la parte inferior de la pierna. De este modo relajamos tensiones y reducimos el estrés. Este es el proceso que nuestras clientas disfrutan, más allá del sencillo cuidado de las uñas:

  • Baño de los pies: Comienzo con un baño de sales aromáticas, aceites relajantes o gel antibacteriano especial.
  • Exfoliación: Eliminar impurezas y células muertas. Además activa la circulación.
  • Limado de durezas: Con lima o torno. Zona de los talones, plantas o contornos de los dedos meñique y pulgar del pie.
  • Mascarilla: Hidrata y mejora las durezas de la piel. Deja un tacto suave y sedoso.
  • Masaje: Desde el pie hasta la pantorrilla. Busca de una mayor sensación de relajación, destensar y activar la circulación.

¡ Disfruta de unos pies sanos, y evita posibles daños en el futuro !

5/5 - (30 votos)